La Asociación Burgalesa de Esclerosis Múltiple (Asbem) cumple 15 años y lo quiere festejar acompañada de sus socios, pero también de la ciudadanía mirandesa. Todos están invitados a una jornada en la que la periodista argentino-italiana, María Paz Giambastiani, presentará su libro ‘Esclerosis múltiple en primera persona’. Una narración en la que repasa cómo ha vivido los últimos 7 años, desde que fuera diagnosticada de «una enfermedad que genera impotencia, lastima, duele, corroe, es incierta y caprichosa. En síntesis, juega a su antojo con nuestra vida. Por sobre todas las cosas ni su curso ni su evolución dependen en ningún momento de nosotros, lo que la convierte en algo difícil de sobre», explica su autora que hablará de ello el día 27 a las 12.00 en la Casa de Cultura y después habrá un café coloquio.

Antes está previsto que pasen por allí el alcalde de la ciudad, Fernando Campo, que será el encargado de recoger la placa de agradecimiento a la ciudadanía mirandesa, «a su apoyo constante, su comprensión y ganas de conocer esta enfermedad, a su solidaridad y generosidad», apuntaron desde el colectivo. También ha confirmado su presencia el presidente de la Asociación Española de Esclerosis Múltiple, Gerardo García Perales.

El programa preparado para ese quince aniversario arrancará a las 10.30 con la recepción de asistentes y la entrega de un obsequio realizado por los afectados. Después se leerá la memoria y se mostrará la trayectoria de la asociación con imágenes. A continuación, la protagonista será Marisol Picó, a quien se le entregará una placa en reconocimiento a la labor y trabajo realizado durante los 14 años que ha estado al frente del colectivo, hasta llevarlo «a lo más alto».

Es un periodo para celebrar y recordar porque «han sido 15 años de crecimiento, años de superación constante, la misma con la que deben afrontar a diario las personas diagnosticadas. De la misma manera nuestra asociación ha debido ir marcando su camino. Hemos sido capaces de aunar los esfuerzos de tanta gente que nunca olvidaremos a lo largo de nuestra pequeña historia, porque ahora no se entendería Asbem sin todas ellas», reconoció Begoña Castro, trabajadora social del colectivo.

94 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicar comentario