¡UN SUEјO HECHO REALIDAD!


Desde la primera vez que subí en avión a los 16 años, quería aprender a pilotar uno y en mayo se me presentó la posibilidad. Así pasó:

Mi hermano, Oficial en la Marina Británica, tiene que pasar una semana al año practicando un deporte de riesgo y fue a Ocaña a la Escuela Internacional de Vuelo, donde las condiciones climatológicas son mejores que en Inglaterra para "planear". El planeador es un avión sin motor con alas grades y una cabina pequeña.

Después de comer, volvimos al aeródromo y mi hermano ofreció³ la oportunidad a mi marido a subir. Al negarlo éste, pedí si yo podía ¡y sí!. Claro está subí con un instructor: me pusieron un paracaídas, me anclaron con 5 cinturones y pusieron peso delante porque peso mucho menos que los hombres que suelen subir. Mientras esperábamos, el instructor me explicó como funcionaban los controles (por pura cortesía) y también el paracaídas (por si acaso).

¡Ya estábamos listos! La avioneta / remolcadora nos arrastró con una cuerda y cuando el instructor vio que habíamos entrado en una corriente o bolsa de aire, nos soltó y subimos haciendo giros. Incluso me brindó la oportunidad de llevar el "joystick" y La Mancha es una tapiz impresionante. Es una sensación indescriptible que no se puede comparar con nada. El relax que sentía era absoluto. Un silencio y una tranquilidad

Estoy orgullosa de haber decidido subir. No es "pilotar" en sí, pero me doy por satisfecha, teniendo 55 años, un 67% de minusvalía y diagnosticada de Esclerosis Múltiple desde hace 25 años.

Animo a otros que hagan alguna cosa atrevida, si se presenta la ocasión (y nunca se sabe cuando será).

¡Quién sabe, puede que me tire la próxima vez en paracaídas!

Madeleine Cutting
Presidenta de ADEM-VA y Vicepresidenta de COCEMFE-Valencia


AEDEM logo

AEDEM COCEMFE

C/Sangenjo, nº 36 Madrid 28034

aedem@aedem.org
91 448 13 05 – 91 448 12 61
914-481261