Hay nuevas pruebas de que el ejercicio reduciría el nivel de interferón en sangre y la fatiga en los pacientes. 

La fatiga es uno de los problemas que más desafíos plantea en la gestión clínica de la EM. Aunque su origen es desconocido, numerosos estudios muestran que existe una implicación de la disfunción del sistema inmunológico. Esta hipótesis se basa en el hecho de que la fatiga también es común en muchas otras enfermedades autoinmunes crónicas. Y los resultados de varios estudios sugieren que los niveles elevados de citoquinas (las moléculas que potencian la inflamación) pueden estar relacionados con la fatiga en los casos de EM. Unas pruebas recientes han revelado que el ejercicio aeróbico puede reducir la fatiga en casos de EM. 

Interferón

Unos investigadores españoles están estudiando los mecanismos que se encuentran detrás de la fatiga y el efecto del ejercicio en personas con EM que se sintieron menos fatigadas tras realizar un programa de entrenamiento. Los investigadores se centraron en el interferón, una citoquina que el cuerpo humano produce normalmente y que favorece la inflamación. El estudio preliminar sobre un pequeño número de pacientes invita a pensar que las personas con EM producen más interferón en sangre que los controles sanos. Además, este nivel de interferón parece estar relacionado con el aumento de la fatiga. El estudio también muestra que el ejercicio podría reducir el nivel de interferón en sangre y la fatiga de los pacientes. Serán necesarios otros estudios en los que se incluyan más pacientes con el fin de confirmar la relación del interferón y el ejercicio con la fatiga en la EM. 

Fte: www.msif.org

http://www.msif.org/news/2015/04/21/improving-fatigue-exercise/?lang=es

AEDEM logo

AEDEM COCEMFE

C/Sangenjo, nº 36 Madrid 28034

aedem@aedem.org
91 448 13 05 – 91 448 12 61
914-481261